viernes, 21 de diciembre de 2012

Los habitos que te mantienen soltera



¿Los hombres no me miran? ¿Por qué todas mis relaciones fracasan? O mismo, ¿por qué nunca tuve novio? Preguntas típicas de las solteras, que se cuestionan una y otra vez por qué su destino amoroso parece darles la espalda continuamente...

Si te sientes identificada con esa situación, déjame decirte algo: no es la mala suerte lo que te hace estar sola, sino que eres tú misma. Hay varios hábitos, sentimientos, pensamientos o situaciones que te mantienen soltera. Descubre qué es lo que te está ocurriendo para encontrarle una solución y por fin, darle la bienvenida al amor.

Generalizar

¿Crees que todos los hombres son iguales? Si es así, debes cambiar de parecer. Esta concepción de que todos los hombres son mujeriegos, mentirosos, infieles o superficiales impide que vuelvas a confiar en el sexo opuesto y por tanto, te mantienen soltera. Además, está claro que no es así. No dejes que una mala experiencia pasada te impida conocer buenas personas, ¡que las hay!

Ser adicta a las redes sociales

Apenas te gusta un hombre, revisas su perfil de Facebook de pies a cabeza... Y sí, de esa manera, siempre encontrarás algo que te hará dudar (un comentario, una foto, lo que sea) y mucho más si lo conoces poco. Lo peor es que sabes muy bien que no hay que creer en todo lo que aparece en Facebook: las apariencias engañan. Permítete conocerlo personalmente, como debe ser, antes de juzgarlo.

Ser rencorosa

¿Todavía guardas rencor hacia tu novio con el que cortaste hace años? El rencor, el dolor y el resentimiento de un fracaso amoroso nos estanca en el pasado y por tanto, sin chances de abrirnos al amor. Tienes que mirar para adelante y dejar atrás todo lo malo: el dolor por una mala experiencia juega en contra también por el lado del miedo. Sentimos pánico a que ese fracaso se vuelva a repetir y por eso no nos animamos a conocer a alguien. ¡Hay que superarlo!
No dejar ir al equivocado

El amor puede estar presente en la vida de una soltera, claro que sí. Lo malo es que la mayoría de las veces ese amor no es correspondido y aquí está el problema; mientras afuera pueden haber varios buenos candidatos dando vueltas, tú ni los miras porque insistes con el mismo. ¿Estancada en una relación de amigos con beneficios? Deja de perder el tiempo con el hombre equivocado, pues inconscientemente no permites que aparezca el indicado.



“El síndrome de la princesa”

¿Todavía crees en los príncipes azules? ¿Y en los cuentos de hadas donde todo es perfecto? ¡Vamos! No esperes a que el príncipe azul te vaya a buscar en su caballo porque ahí sí te quedarás sola... Cae al mundo real: no todo es color de rosa, a veces las cosas cuestan y hay que luchar por lo que se quiere. Además, el hombre perfecto no existe: hay que mantener expectativas reales.

Dar demasiado, muy pronto

Apenas te interesas en alguien, lo llevas a tu casa, le cocinas, le cuentas todas tus intimidades, se lo presentas a tu familia y a tus amigas. Todo demasiado rápido, ¿no crees? Ten en cuenta que eso a los hombres los asusta y los aleja: debes ir paso a paso para que la relación vaya creciendo.

Obsesionarse

¿Cuándo conoceré a alguien? ¿Por qué sigo soltera? Tu preocupación por seguir sola tal vez sea el principal obstáculo para, justamente, dejar de estar sola. Libérate de esa presión, que el amor llega cuando una menos se lo espera ;). Es una frase gastada, pero cierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada