viernes, 29 de junio de 2012

La manera más fácil de perder peso … fijarse en la calidad y no en la cantidad




La calidad de los alimentos que consume, más que la cantidad que consume, produce un mayor impacto en la pérdida de peso, según un estudio de la Harvard School of Public Health. La dieta también tiene un mayor impacto que la actividad física, ver la televisión o la duración del sueño. Pero centrarse en las calorías por sí solas no era la mejor manera de mantenerse delgado, según los científicos. El secreto es centrarse en la calidad de los alimentos, especialmente la de los hidratos de carbono.

A los sujetos se les aconsejó que dejasen las bebidas azucaradas, las patatas y los alimentos de granos refinados como el pan blanco, el arroz blanco y los cereales para el desayuno bajos en fibra. Al mismo tiempo se les recomendó comer más alimentos ‘naturales’, tales como frutas y verduras, granos enteros ( integrales ), nueces y yogurt, evitando al mismo tiempo todo lo procesado.

El profesor Frank Hu, un experto en nutrición de la Harvard School of Public Health en Boston, EE.UU., dijo: ‘Estos hallazgos subrayan la importancia de comer de forma sana en la prevención de la ganancia de peso y la obesidad’. La idea de que no hay alimentos’ buenos ‘o’ malo ‘es un mito que necesita ser desmentido.

Los hallazgos, publicados en la revista New England Journal of Medicine, también mostraron que la cantidad adecuada de sueño ayuda a las personas a mantener un peso saludable. Las personas que dormían entre seis y ocho horas por noche ganaron menos peso que aquellos que dormían menos de seis o más de ocho horas.

El Equipo del profesor Hu analizó los resultados de tres estudios a gran escala de los trabajadores de salud de Estados Unidos, ‘Health Study, el Nurses’ el Nurses Health Study II, y el Health Professionals Follow-up Study. En conjunto, los estudios supusieron el seguimiento de la salud de más de 100.000 personas durante un máximo de 20 años. Todos estaban inicialmente libres de enfermedades crónicas y no eran obesos.

Cada cuatro años, los participantes ganaron un promedio de un kilo y medio, ganando casi 8 kilos durante el período completo de 20 años. El aumento de las porciones diarias de ciertos alimentos se asocia con una mayor cantidad de ganancia de peso por período de cuatro años. Entre ellos las patatas fritas, las cuales añadieron 800 gramos de peso extra, y las bebidas azucaradas que añadieron 500 gramos.

Algunos alimentos se asocian actualmente con una disminución de la ganancia de peso cuando su consumo se aceleró. Se incluye los frutos secos (menos de 250 gramos por cada cuatro años), verduras (menos de 100 gramos), cereales integrales (menos de 160 gramos) y frutas (menos 200 gramos).

La actividad física reduce la ganancia de peso, mientras que el consumo de alcohol aumenta el peso a razón de 185 gramos por bebida alcohólica al día. El Dr. Dariush Mozaffarian Co-autor del estudio, también de la Escuela de Harvard de Salud Pública, dijo: ‘Un adulto promedio gana alrededor de medio kilo por año. ’Debido a que el aumento de peso es tan gradual y ocurre desde hace muchos años, ha sido difícil para los científicos como para los propios individuos comprender los factores específicos que pueden ser responsables. Los pequeños cambios en la dieta y de estilo de vida pueden marcar una gran diferencia. Esto hace que sea fácil subir de peso de manera no intencional y también demuestra la tremenda oportunidad que tenemos para su prevención. Unos cuantos cambios adecuados en el estilo de vida pueden suponer recorrer un largo camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada