jueves, 2 de febrero de 2012

Infusiones, clave para mejorar tu dieta

Combinar el drenaje, la desintoxicación del hígado con infusiones y la alimentación equilibrada es la clave para perder los kilos que hemos ganado.
Tras las fiestas, necesitamos volver a la rutina y recuperar nuestro peso. Los estudios más recientes calculan que cada comida de fiestas supone un aporte de entre 2.000 y 3.000 calorías. Para depurar nuestro cuerpo de los excesos como el marisco, comida rica en grasa o alcohol, las infusiones y la alimentación equilibrada son clave para perder los kilos que hemos ganado.

Estas grandes comidas dificultan el trabajo de depuración de la sangre que desempeña el hígado. Simplificar la dieta y estimular la depuración le permite al organismo deshacerse de lo que le sobra: toxinas, exceso de grasas, retención de líquidos y peso. La depuración es una de las mejores terapias anti envejecimiento y permitirá limpiar tu organismo.

Tomar una infusión diurética a lo largo del día es imprescindible para eliminar líquidos y evitar así la hinchazón. Además, al beber más líquidos, las deposiciones son más consistentes y se eliminan sin tanto esfuerzo. En mi caso, combino dos tipos de infusiones de Aquilea, una para depurar el organismo y deshacerme de las toxinas; y la otra, la Boldo para facilitar la digestión y protegerme el hígado, con lo que consigo facilitar el metabolismo de las grasas.


El té verde, junto con el Diente de León y la Cola de caballo, es la combinación ideal para eliminar los líquidos. Con propiedades diuréticas, este tipo de infusión disminuye la sensación de hinchazón, pesadez y aumento de peso. Las propiedades de los tres ingredientes se unen en Aquilea Drenaje con sabor a Melocotón, lo que la convierte en una infusión excelente tanto después de la comidas como entre horas.

Mientras tanto las infusiones que contienen la planta del hígado, un arbusto usado en infusiones para facilitar la digestión y proteger vesícula biliar y afecciones hepáticas. El Boldo tiene propiedades digestivas, es un gran protector y depurador del hígado, además de tónico hepático que facilita el metabolismo de grasas. Por esta razón es un gran aliado después de las comidas copiosas ricas en grasas junto con el consumo de alcohol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada