miércoles, 25 de diciembre de 2013

Henna y tintes vegetales


¿Qué tipos de coloración existen, qué resultados se pueden obtener con ellas y qué suponen para la salud del cabello? Bien, por explicarlo de forma sencilla diría que la diferencia principal entre unas y otras coloraciones es la presencia de agua oxigenada en su composición y la cantidad de esta que se añade al producto.

El agua oxigenada tiene como función abrir la cutícula del cabello para que el tinte entre dentro del núcleo de este; esto te permite hacer lo que quieras con ese cabello, aclararlo, oscurecerlo, cambiar radicalmente el tono… Después del tinte la cutícula se cierra tratando el cabello con una mascarilla o acondicionador, pero el problema es que no puede repararse totalmente, una vez que se ha roto la cutícula el cabello es más sensible a las agresiones externas, tiene tendencia a decolorarse, romperse…


La coloración permanente utiliza amoniaco y agua oxigenada, permite hacer lo que quieras con el color, pero es la más daniña con el cabello. La coloración semipermanente no utiliza amoniaco y el porcentaje de agua oxigenada es menor, por lo que es menos agresiva con el pelo, si bien es verdad que no deja hacer los mismos cambios de tono que la coloración oxidativa. Y la coloración no permanente o "natural" no tiene ninguno de estos componentes, y por tanto es la más respetuosa con el cabello.

Un cabello que ha sido tratado con agua oxigenada no tiene nada que ver con uno sin tratar. El pelo teñido sin oxidantes sigue siendo "tu pelo", tiene un depósito de color encima, pero sigue siendo tu cabello natural, mientras que el pelo teñido con agua oxigenada ha sido agredido, su textura ya no es la original y requiere más cuidados. Tú utilizas en tu salón coloraciones naturales sin oxidantes y sin amoniaco, como la henna y los tintes vegetales. ¿Que peculiaridades tienen estos productos desde el punto de vista profesional? Me gustaría decir que yo respeto todas las coloraciones aunque me he decantado por el uso de estos productos porque pienso que son más sanos para el cabello. Y con esto me refiero a la parte externa del cabello, no a su raíz. Esto es importante matizarlo.

Desde mi punto de vista lo importante es explicar al cliente las distintas opciones que tiene, para que pueda diferenciarlas y elegir con libertad y conocimiento, esto me parece básico tanto en el tema de la coloración como en cualquier otro aspecto de la vida. ¿Qué capacidad de coloración tienen los tintes naturales? La henna y en general los tintes vegetales solo pueden aportar color, no aclarar. El pigmento se deposita sobre el cabello, y el resultado depende del color original de este. Si damos el producto sobre un cabello negro por ejemplo, el resultado será un brillo, un matiz en el color, pero el cabello seguirá siendo oscuro. Sin embargo si lo damos sobre un cabello claro o con canas, en estos si se apreciará el color del tinte. Es como pintar con un rotulador de color sobre un papel negro o sobre uno blanco, en el negro solo apreciamos una variante en el tono negro del papel, mientras que en el blanco vemos el color en sí mismo.

La capacidad de cobertura también es distinta. Podemos hacer la comparación de pintar una madera sin tratar con un tinte para madera al agua o con una pintura sintética tipo laca. Si utilizamos el tinte para madera, esta toma color pero seguimos viendo la veta, la textura: este es el efecto de un tinte vegetal sobre el cabello, colorea sin cubrir totalmente porque el pigmento solo se deposita sobre la parte externa del cabello. Si usamos la pintura sintética la madera se colorea totalmente y se cubre su textura; ese es el efecto de una coloración convencional donde el pigmento atraviesa la cutícula. Aunque las dos aportan color el aspecto es distinto, es cuestión de gustos. El aspecto del cabello con esta coloración es digamos "de trasparencias"; si el cabello tiene canas, estas tomarán un color más vivo, como en un "efecto mechas". Es una coloración que puede durar tanto como la convencional, no desaparece con un par de lavados como se suele creer, pero sí va evolucionando entre una sesión y otra; como lo hace también la coloración convencional.

¿Es una opción para quien tiene alergia a los tintes convencionales? Sin duda. Es muy raro que un tinte vegetal provoque una reacción alérgica. De hecho tengo clientes que no podían utilizar tinte y que no tienen ningún problema con estos productos. Sí me he encontrado alguna vez con personas que tienen reacción a la henna, aunque no a otros tintes vegetales. ¿Existe actualmente un interés mayor por este tipo de coloración? Absolutamente. El crecimiento de clientes que se decantan por ella ha sido enorme en los últimos años, y también el interés de los profesionales en aplicarla.

Yo tengo una experiencia dilatada con estos productos, y cada vez son más los compañeros que me llaman para recibir información sobre ellos. En el salón también tenemos cada vez más clientes que optan por ella, el 90% de lo que hacemos es coloración natural. La demanda es tremenda. Falta que los fabricantes se impliquen en dar formación profesional sobre el uso de estos productos, como hacen con los tintes convencionales. Los profesionales que nos hemos especializado en estos productos lo hemos hecho de forma autodidacta. Yo como profesional demando más atención sobre este tipo de coloración, porque los que llevamos muchos años trabajando con ella, los que hemos sido pioneros, hemos apostado por lo que creíamos que era mejor, a veces exponiéndonos incluso a perder clientas que venían pidiendo una coloración con oxigenada y las hemos llevado hacia la coloración natural porque creíamos que a la larga iba a ser mejor para ellas, y esto se ha hecho con muy poco apoyo por parte de las grandes casas de cosmética capilar.

¿A qué crees que se debe este interés? Creo que parte de un deseo de mantener la salud del cabello, de cuidarlo naturalmente, y que esto está relacionado con una corriente social de lo natural. ¿Cómo sería la transición para una persona que se tiña el pelo con un tinte común y quiera pasarse a esta opción? Antes de nada le recomiendo que se ponga en manos de un buen profesional. Es un proceso difícil, el requisito es tener paciencia y estar convencido de querer hacer el cambio. Yo en 25 años he pasado a cientos de señoras que se teñían el pelo al tinte vegetal, y no hay dos casos iguales; influye el color del cabello natural, el color del tinte que usaban, la cantidad y distribución de las canas… hay un momento de transición duro, pero si tienen confianza en su peluquero y siguen los pasos que este vaya marcando se puede suavizar, y por lo general en tres meses ya tenemos el resultado buscado.

Son tres meses "regulares", pero frente a toda una vida de cabello sano. Además ahora la clienta está más predispuesta a hacer este cambio, viene mucho más informada, tiene más paciencia. Hay una nueva forma de vivir, todos estamos más interesados en lo natural y nuestros hábitos de vida, de alimentación, han cambiado, y esto ha llegado también al aspecto del cabello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada