domingo, 5 de agosto de 2012

Consejos para la exfoliación facial



Es importante incorporar a la rutina de belleza facial una buena exfoliación, que podemos realizar una o dos veces a la semana.

Así removemos células muertas, y aportamos al cutis luminosidad, suavidad, ayudando a que defectos como manchas o marcas de acné se atenúen.

Evitamos, asimismo, que los comedones y poros dilatados se adueñen de nuestro rostro.

Por último, los nutrientes de cremas, mascarillas y tratamientos faciales actuarán mejor sin la capa de suciedad y células muertas de por medio.

Vamos a conocer entonces los consejos para la exfoliación facial:

- Debes humedecer la piel (que debe estar limpia y sin restos de maquillaje) de la cara y el cuello con agua tibia.

- Después, procede a aplicar el producto exfoliante, aplicando una dosis en la nariz, otra en las mejillas, en el cuello, en la frente y en la barbilla, para después aplicarla de forma uniforme.

- Una vez extendida, date un ligero masaje. Eso sí, hazlo con delicadeza, aplicando el producto con la yema de los dedos, presionando ligeramente y realizando movimientos circulares muy suaves, no demasiado bruscos, insistiendo en las zonas más problemáticas, que suelen ser la nariz y la barbilla.

- Cuando ya hayas realizado este masaje, hay que retirar el producto con agua tibia para eliminar las células muertas de manera definitiva.

- Una vez retirado el producto, aplica tónico y crema hidratante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada