viernes, 24 de agosto de 2012

Para mantener el peso perdido: más proteínas y menos alimentos de alto índice glucémico



Para llevar una dieta saludable y mantenerse dentro del peso adecuado, una alimentación equilibrada será necesario. Pero si lo que se quiere es no recuperar el peso perdido, en caso de haber hecho régimen, entonces serían necesarios unos pequeños ajustes: aumentar moderadamente el consumo de proteínas y reducir el de alimentos con un alto índice glucémico, como harinas refinadas y arroz, según la recomendación surgida de una investigación europea.

Entre los países participantes, que fueron ocho, se contó España, y el estudio se centró en averiguar cuáles son los alimentos más adecuados para mantener los kilos perdidos durante una dieta.

El trabajo analizó los datos y hábitos alimenticios de 773 familias, desde 2005: en total eran 938 adultos y 827 niños, quienes habían perdido un 8 por ciento de su peso y después se sometieron durante 26 semanas a cinco tipos de dieta de mantenimiento bajas en grasas y sin restricciones en cuanto a calorías.

De acuerdo a lo explicado por Alfredo Martínez, uno de los profesionales que participó del estudio, los resultados ‘ demostraron que un incremento modesto de proteínas y un descenso de alimentos que aportan energía rápidamente, que tienen un alto índice glucémico, permite mantener los kilos perdidos‘ , y aún más, en algunos casos, ‘ continuar bajando de peso’ .

El experto especificó que tanto las proteínas como los productos con bajo índice glucémico ‘ poseen un efecto saciante que ayuda a mantener la dieta en el tiempo’ .

De aquí que los responsables del trabajo hayan señalado que para perder peso no es tan importante contar las calorías, sino más bien ‘ que la calidad de éstas no sea igual en función de la capacidad de los alimentos para convertirse en energía una vez que llegan al organismo’ .

‘ Así, por ejemplo, las lentejas tardan bastante tiempo en convertirse en glucosa una vez que las ingerimos, de modo que tienen un índice glucémico bajo’ , explicó el catedrático, y apuntó que lo algo similar sucede en general con legumbres, cereales integrales, frutas, vegetales o carnes magras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada