lunes, 24 de octubre de 2011

Remedios contra la Indigestión

La indigestión o dispepsia, es una sensación de dolor o ardor en la parte superior del abdomen y que cursa generalmente acompañada de náuseas, pesadez, gases, sensación de plenitud y, algunas veces, por vómitos.

La indigestión es un trastorno que ocurre durante el proceso de digestión, motivado generalmente por una comida copiosa, por ingerir alimentos con mucha grasa, por consumir alcohol en exceso, por estrés, entre otros.

La indigestión, mala digestión o dispepsia (conocida también en algunos lugares con el nombre de empacho) no es una enfermedad propiamente dicha sino un trastorno que ocurre durante el proceso de digestión.

La dispepsia es bastante común, ya que le ocurre al 15% de la población sin importar la edad.

Sin embargo, es importante observar que el 80% de esa población son mujeres.

La indigestión se manifiesta a través de un malestar, dolor o ardor en la parte superior del abdomen que, en ocasiones, va acompañada con una sensación de llenura, náuseas, pesadez o eructos y hasta vómito y diarrea.

Entre las causas de la indigestión se encuentran:

Comer en exceso y rápido

Comer alimentos con grasa

Consumir alcohol en exceso

Gastritis

Úlcera

Estrés

Intolerancia hacia ciertos alimentos

A continuación algunos remedios caseros y populares para aliviar la indigestión:

Remedio para la indigestión #1: Realizar un puré de estos tres vegetales: calabacines, calabaza y zanahorias, ya que son un alivio natural para la dispepsia o indigestión.

Remedio para la indigestión #2: Tomar una infusión de manzanilla..

Remedio para la indigestión #3: Verter en un vaso de agua caliente una cucharada de miel y dos de vinagre de sidra. Mezclar bien y tomar seguidamente.

Remedio para la indigestión #4: Beber sorbitos de agua caliente y sentarse a descansar en un sitio fresco

Remedio para la indigestión #5: La infusión de canela ayuda a bajar la llenura

Remedio para la indigestión #6: Endulzar con miel una manzana madura rallada, o cocinar lentamente las cáscaras de manzana en agua y beber una taza del líquido colado hasta sentir alivio.

Remedio para la indigestión #7: Picar una toronja con cáscara y todo, mezclarla con dos tazas de agua hirviendo, dejar reposar la mezcla toda la noche, luego colarla y beber el líquido antes del desayuno.

Remedio para la indigestión #8: Mezclar 1 taza de salvado no procesado y otro tanto de avena arrollada con un litro de agua, cubrir y dejar reposar durante un día, luego colar y beber una taza del líquido antes de cada comida.

Remedio para la indigestión #9: Machacar un puñadito de semillas de hinojo y agregar en una taza de agua hirviendo. Tras dejarla reposar durante quince minutos, tomar tres veces al día.

Remedio para la indigestión #10: El jengibre se ha utilizado, durante siglos, tanto en la medicina Ayurvédica (India) como en la medicina tradicional china para la adecuada digestión. Combinado con hinojo, se obtiene un remedio eficaz para los malestares como indigestiones y dolor de estómago.

Remedio para la indigestión #11: Hervir, por 10 minutos, 2 tazas de agua con un manojo de cilantro. Tomar después de comer.

Remedio para la indigestión #12: Tostar un puñado de trigo y luego hervirlo en medio litro de agua. Tomar una taza después de cada comida.

Remedio para la indigestión #13: Lavar, cortar en dos y extraer el jugo de un limón grande. Mezclar con una taza de agua. Tomar después de la comida principal.

Remedio para la indigestión #14: Verter una cucharada de semillas de anís, otra de toronjil y una de yerba luisa en un taza de agua que esté hirviendo. Dejar refrescar por cinco minutos y colar. Tomar una taza después de una comida abundante.

Remedio para la indigestión #15: Verter 1 cucharada de agrimonia en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar reposar. Tomar una taza después de la comida principal.

Remedio para la indigestión #16: Tomar una infusión tibia de tomillo una vez finalizada la comida.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones más importantes para combatir la indigestión están:

Evitar ciertos alimentos cuyo consumo pueden causar indigestión como son el pepino, las comidas condimentadas con ajo o picantes, la cebolla, las habichuelas, la carne de cerdo o cualquier alimento grasoso, especialmente “fast food”, ya que son difíciles de digerir.

Evitar el consumo de café, bebidas alcohólicas y gaseosas. En su lugar reemplazarlos por infusiones de manzanilla o de anís. No tomar infusión de menta o algún producto que lo contenga ya que aumenta los síntomas de indigestión.

Evitar el consumo de la leche, pero si se desea tomarla, se recomienda que sea aquélla que no tiene lactosa.

Evitar la agitación o el ejercicio inmediatamente después de las comidas. Se recomienda el reposo y es mejor permanecer, durante ese tiempo, sentado que acostado.

Masticar los alimentos cuidadosamente

No hablar mientras se come. Evitar conversar durante la comida, ya que el ingreso de aire junto con la comida provoca aerofagia.

Evitar vestir pantalones o cualquier otra pieza de forma muy ajustada y apretada, ya que no permite el suficiente espacio para hacer una adecuada digestión.

Controlar el estrés. Para ello, se recomienda practicar meditación, relajación, musicoterapia, etc.

Ir al doctor si la indigestión persiste o si va acompañada de sangre en el vómito con heces de color negro y con apariencia alquitranada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada